Más información en mi web www.antoniomartinsotelo.com

Diez años lleva Lugo, Lucus Augusti, realizando esta fiesta en la que la gente de Lugo y toda su área de influencia participa activamente, una década reviviendo el pasado romano de la cuidad y que culmina con el merecido reconocimiento de Arde Lucus como Fiesta de Interés Turístico Gallego.

Un viaje en el tiempo hacia los principios de nuestra civilización,  sin duda una de las fiestas más esperadas en Galicia, días de Celtas y Romanos, desde que en el año 2000 la muralla de Lugo se declaró Patrimonio Mundial de la UNESCO, se empezó a celebrar esta festividad recreando la época romana.

La muralla de Lugo fue construida a finales del siglo III y principios del IV, comienzo del bajo imperio romanoh, se conserva íntegra, caso único en el mundo romano y rodea el centro de la ciudad, esta hermanada desde octubre de 2007 con la Gran muralla china de Qinhuangdao.

Toda la cuidad se prepara, las calles se engalanan, los comercios, los bares, la gente se viste de Romanos o Castrexos, lo importante es pasarlo bien.

Según los historiadores Lugo fue fundada sobre el año 25 antes de Cristo por Cayo Antistio como campamento militar, quien durante diez años lideró las guerras contra los cántabros con varias legiones. Poco después, la cuidad ya se renueva como asentamiento civil y toma su denominación como Lucus Augusti en honor al Cesar.